Al borde del agua

Desde el norte hasta el sur pasando por el oeste, la riqueza de Francia se compone de 9 000 kilometros de litoral, exquisitamente variados: extensas playas de arena, costas entrecortadas, acantilados empinados, pintorescos puertos, amplias bahías y delante de esta costa rectilínea única, una infinidad de bienes de carácter excepcional  que han sido construidos con el  paso de los siglos.

Desde el País Basco hasta Bretaña, desde la Isla de Ré hasta Corsega, pasando por  los territorios de ultramar pero también la Isla Mauricio o San Bartolomé, BARNES y su equipo de expertos locales proponen bienes de alta gama mezclando estilos tradicionales o contemporáneo, calidad de vida y maravillosos paisajes marítimos y oceánicos.

VOLVER A LAS OFERTAS