10/07/2019Barnes
Perspectiva

En Manhattan, el lujo toma (aún más) altura

¿Quién hubiera pensado que Nueva York podría ir aún más alto, literal y figurativamente? Los nuevos proyectos que surgido en Manhattan en los últimos 3 años establecen nuevos estándares mundiales en términos de lujo, equipamiento y servicios.

Comenzando con el One Manhattan Square (OMS), un rascacielos de 80 pisos finalizado a principios de 2019 que ofrecerá, además de 815 apartamentos, más de 10 000 m2 distribuidos en cuatro plantas, dedicados a instalaciones comunes. Entre ellas habrá un spa con piscina, una pista de baloncesto, un simulador de golf, una sala de cine y, como estamos en Nueva York, una zona de esparcimiento canino.

El edificio de condominios 277 Fifth Avenue, que con sus 55 pisos de altura es el edificio más alto en la avenida homónima, apuesta a un estilo club, ofreciendo a sus residentes espacios de encuentro y relajación, una biblioteca, un bar y un comedor privado. Sin olvidar un club de fitness, con acceso a una terraza con vistas a la Quinta Avenida. ¡Más chic, imposible!

The Centrale, un rascacielos de 71 pisos con 24 residencias, se destaca por su estilo Art déco, obra del estudio de arquitectura Pelli Clarke Pelli. Las salas de recepción son impresionantes, al igual que la piscina y el gimnasio, que pondrían celoso a más de un hotel 5 estrellas.

 

Manhattan - Programmes neufs de luxe

 

Servicios que superan a los de los palacios.

Pero uno de los proyectos más impresionantes del momento es sin duda el 130 William, en el distrito financiero. Un proyecto visionario del arquitecto Sir David Adjaye, con una terraza en la azotea con cabinas privadas y barbacoas, varias piscinas, una sala de cine Imax y un simulador de golf.

'Ser propietario de un apartamento en uno de estos proyectos ofrece la posibilidad de vivir en Nueva York de manera diferente, disfrutando de un nivel de servicios que ni siquiera los palacios ofrecen', dice Christophe Bourreau, director de BARNES Nueva York. En esta ciudad, donde no se suelen recibir visitas en casa, era bastante lógico, por ejemplo, que estos nuevos edificios contasen con comedores privados completamente equipados, dignos de los mejores chefs del mundo. ¡Lo cual es infinitamente más personalizado que un restaurante! Encontramos la misma tendencia en los gimnasios, piscinas, bodegas o salas de cine, que a menudo poseen un nivel superior al de los clubes más prestigiosos de Manhattan'.

No es necesario aclarar que el prestigio y el lujo reinan en estos apartamentos, cuya decoración está a cargo de los mejores estudios de decoración de interiores del mundo. ¿Y cuáles son los precios de estas propiedades? 'Se pueden adquirir apartamentos de una habitación de 65-70 m2 a partir de 1,5 millones de dólares, es decir 1,3 millones de euros, asegura Christophe Bourreau. Con 3 millones de dólares (2,6 millones de euros), y según la planta, se pueden conseguir apartamentos de 120 m2 con 3 dormitorios.' Estos precios parecen no tener límites: en enero de 2019, el multimillonario nativo de Illinois, Ken Griffin, adquirió por 238 millones de dólares (212 millones de euros), un 'pied-à-terre' (en francés en el texto) de 2230 m2 en el prestigioso rascacielos 220 Central Park South. Por el momento es un récord, pero en Manhattan, el cielo es el límite...